Banco de prueba 4 inyectores - 5 equipos en 1

Comprobador de fugas de cilindross

Stock: 1 unidades

MORENA EQUIPAMIENTOS
de José Benito Morena

DISTRIBUIDOR OFICIAL DE: 
Condistelec SPC MAX - SPC TRUCK - BAHCO

Le ofrece el Comprobador de fugas en cilindros MB 

Equipo de uso profesional, especialmente diseñado para verificar si existe fuga en alguno de los cilindros del vehículo.
Permite realizar un eficaz diagnostico, comprobando si la fuga es por: válvulas, aros o junta, etc.

 

Comprobador de fugas en Cilindros MB

 Procedimiento del Diagnóstico:

 El primer Manómetro con protector de goma Negro, situado al lado del Regulador de Presión, le mostrará la totalidad de aire que está entrando al cilindro; previamente, el regulador le permitirá calibrar la presión de aire con la cual deseamos trabajar.

 El segundo Manómetro con protector de goma Rojo, le indicará si hay fugas en el cilindro, sea por: válvulas, aros o junta; el mismo indicará una caída de presión con respecto al otro manómetro (negro).

 Debemos calcular el % de presión entre ambos manómetros, para entender si la fuga en el cilindro es: normal, moderada o grave.

 Importante, tener en cuenta:

Entre el 0% y 10% de fugas, resultado óptimo, parámetros normales.

 Entre el 10% y 25% de fugas, máximo aceptable.

A partir de esto y hasta un 70% de fugas, el panorama se complica, las mismas son consideradas como moderadas, lo cual implica una reducción de la potencia del motor.

Del 70% al 100% de fugas, se considera grave porque podría causar: emisiones contaminantes muy altas, pérdida de potencia del motor, etc.

 Utilización del equipo:

Primero sacar las bujías y conectar la manguera del equipo con su respectiva conexión.

(Conexiones varias, incluidas en el kit) 

Como es lógico, iremos probando cilindro x cilindro.

Es importante tener claro, que el cilindro a comprobar debe estar en la fase de compresión, que es donde las válvulas de escape y admisión están cerradas.

Para esto, con el motor apagado, deberemos hacer girar el cigüeñal x medio del tornillo que sujeta la polea, hasta que esté en la fase de compresión.

 Ya con el equipo conectado, podemos ir girando el regulador y, de esta manera dejar entrar aire al cilindro hasta llegar a la presión deseada. Tener en cuenta, que no es recomendable trabajar al máximo de escala del manómetro, porque en esas condiciones pierde eficacia.

Los fabricantes de manómetros aseguran, que la mayor precisión se encuentra entre 50% y 60% de la escala del manómetro, que se está utilizando. Por eso recomendamos usar el equipo como máximo a 5 Bares (aprox.70PSI), para lograr una óptima medición y durabilidad del equipo.

Ejemplo: si regula el aire a 5 Bares, con la pérdida máxima aceptable del 25%, sería 3,75 Bares (lectura en manómetro c/protector rojo).

 Una vez que introducimos aire a presión en el cilindro y, este demuestre una fuga, podremos percibir en forma auditiva por varias vías de acuerdo a por donde se presente la misma.

Si la fuga es x los aros, presentará un sonido por la varilla del aceite.

Si la fuga es x válvula de escape o admisión, se presentará un sonido a través del conducto de la misma.

También se puede percibir vapores de aceite a través de la tapa de válvulas o, burbujeos en el depósito del refrigerante.

 

Deje aquí su comentario: